Alfredo, más arroz!

Bienestar

junio 18, 2016 12:14 am2 Comentarios

1889

faena 3

Fotos: Faena

Pareciera que estar a dieta es sinónimo de comer pollo o pescado a la plancha con ensalada. Es más, creo que se ha dado por hecho que esta es la manera adecuada de bajar esos kilos que tenemos de más, y que evitando las “harinas” lograremos ese esbelto cuerpo que tanto anhelamos. Pero, ¿a qué se debe esta idea de que las “harinas” (que en realidad nos queremos referir a los carbohidratos) son malas? ¿En que momento los carbohidratos fueron a pasar al lado oscuro de la nutrición? ¿Y por qué esta satanización hacia ellos? Quizás esta idea errada sobre este macronutriente se deba a aquellas dietas bajas en carbohidratos que se pusieron de moda hace unos 20 años atrás. Pero los tiempos y la ciencia han cambiado, y los estudios ha demostrado que los carbohidratos son tan esenciales y necesarios para nuestra vida como son las proteínas, grasas, vitaminas y minerales. El objetivo – una dieta balanceada.

faena photo 2

¿Qué es un carbohidrato?

Un carbohidrato, o hidrato de carbono, es uno de los 3 macronutrientes que se encuentran en los alimentos y que son fundamentales para nuestra alimentación. Están compuestos de moléculas de hidrogeno, oxigeno y carbono, y aportan 4 calorías por 1 gramo que se consuma de ellos. Según la complejidad en su estructura, los carbohidratos se pueden dividir en 3 grupos: monosacáridos, disacáridos y polisacáridos. Pro ejemplo, monosacáridos, más conocidos como azúcares o “carbohidratos simples”, son los más básicos de todos, y los podemos encontrar en las frutas en forma de fructosa. Luego están los disacáridos, compuestos de 2 monosacáridos juntos, y se encuentran por ejemplo en los lácteos en forma de lactosa, y en nuestra tan querida azúcar en forma de sucrosa.

Finalmente los polisacáridos, más conocidos como “carbohidratos complejos”, se encuentran en forma de almidón y fibra en cereales, tubérculos, y granos.

¿Dónde están los carbohidratos?

Los carbohidratos abundan en los alimentos, y los podemos encontrar en un gran variedad de ellos. Las frutas son una buena fuente, al igual que los tubérculos como la papa, yuca y el camote, los cereales como el arroz, la avena y el maíz (choclo), y los granos o legumbres como las lentejas, frijoles y garbanzos. Los lácteos como la leche, el yogurt y los quesos también tienen carbohidratos porque contiene lactosa (un disacárido) y algunas verduras tales como la berenjena, brócoli y pimientos también aportan carbohidratos pero en menor cantidad. Estos son los carbohidratos “buenos” y los que uno debería de consumir, no solo porque nos proporcionan energía sino que también contienen fibra la cual tiene beneficios para la salud. Ahora también hay carbohidratos como harinas refinadas o con azucares añadidas tales como los productos de panadería y pastelería – panes, queques, galletes, empandas, tortas – así como las gaseosas en su versión original, los jugos en cajas, refrescos, mieles, dulces y golosinas. Estos son los carbohidratos “malos” y los que deberíamos de eliminar de nuestra alimentación.

12

¿Por qué necesitamos carbohidratos?

Si regresamos a la base de la nutrición podemos encontrar que la distribución de macronutrientes – proteínas, grasas y carbohidratos – es fundamental para logar un balance en la alimentación. La rueda de alimentos, diseñada por expertos en esta materia nos dice que el 50 a 60% de nuestros alimentos deberían ser fuentes de carbohidratos. Esto quiere decir que más de la mitad de lo que comemos al día tendría que ser carbohidratos como la papa, el camote, la yuca, los cereales integrales, las legumbres y por su puesto las frutas y verduras. Pero ojo, hay que tener en cuenta que esta recomendación va de la mano con otra: hacer actividad física diariamente por lo menos 30 minutes al día. Entonces ¿por qué este terror hacia ellos? La respuesta está en que tomamos esta recomendación de manera irresponsable y muchas veces optamos por consumir los carbohidratos “malos” y no hacer ningún tipo de ejercicio.

faena photo1

Entonces, ¿Cuál es la solución?

La clave es saber escoger y balancear las comidas. Un estilo de vida equilibrado es básico para poder alcanzar un estado de salud óptimo, y esto incluye comer sano y hacer ejercicio. Si queremos disfrutar de estos carbohidratos que nos dan energía hay que ser conscientes de que también tenemos que usar esta energía que no están dando, y como hacemos esto, pues por medio de la actividad física. Debemos perderle el miedo a los carbohidratos y empezar a disfrutar de ellos pero de manera consciente. No es gratuito que nuestro cuerpo nos pida ese arroz o papa, el cuerpo es sabio, solo hay que saber escucharlo. Así que la próxima vez que estén a dieta no tengan miedo y suelten un “Alfredo, más arroz!”

maca2

lazo

2 comentarios

  • julio 2, 2016 a las 5:35 pm

    Kathelyn dice:

    Pregunta..Entre camote, papa y yuca..cúal me recomiendas? Amo la papa y siempre la como pero en el gym me recomendaron cambiarla por el camote pero con una blogger fitness veo que consume un monton de yuca, moderado de camote y casi nada de papa. Así que me entra la duda, el arroz nunca me gusto mucho así que prefiero no comerlo, no esta mal no?
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *